[MEGAGUIA] Cómo afrontar la crisis de los 40 siendo mujer

Seguro que si estás leyendo esta guía es que tienes los 40 ya o estás de camino y estás cotilleando a ver si puedes saber un poco más sobre esta crisis tan popular.

Puede ser que no estés segura de que estés pasando por esta crisis existencial pero sientes que algo se cuece dentro de ti.

O puede ser que la estés pasando y sí quieras un poco de ayuda e información para mejorar tu situación.

De todas las formas he intentado reunir y resumir toda la información posible que he encontrado en la red, en libros que he leído y técnicas que yo utilizo para completar esta megaguía y que os sirva de utilidad en algún momento.

 

¿Qué es la crisis de los 40?

Antes de ponernos con la crisis de los 40 a tope vamos a ver qué es exacatamente una crisis y de dónde viene esta palabra que me parece bastante interesante.

¿Qué significa crisis?

Según Wikipedia crisis (del latín crisis, a su vez del griego κρίσις)​ es una coyuntura de cambios en cualquier aspecto de una realidad organizada pero inestable, sujeta a evolución; especialmente, la crisis de una estructura. Los cambios críticos, aunque previsibles, tienen siempre algún grado de incertidumbre en cuanto a su reversibilidad o grado de profundidad, pues si no serían meras reacciones automáticas como las físico-químicas.

Si los cambios son profundos, súbitos y violentos, y sobre todo traen consecuencias trascendentales, van más allá de una crisis y se pueden denominar revolución.

Así que en un momento dado tendremos que ver si estamos ante una crisis o una auténtica revolución en nuestras vidas, pero en ambos casos veremos más adelante cómo afrontarla y utilizarla en nuestro beneficio sin salpicar mucho alrededor.

 

La crisis de los 40

Según varias búsquedas en diferentes fuentes la crisis de los 40 o crisis de la mediana edad la utilizamos comúnmente para describir un periodo de cuestionamiento personal cuando llegamos a la mitad de vida de lo que entendemos como expectativa de vida.

La crisis de los 40 es un momento de reevaluar nuestra vida en todos los ámbitos, que tal estamos en el plano laboral y amoroso, qué es lo queríamos de jóvenes, si hemos conseguido nuestros sueños, qué hubiera pasado si hubiésemos escogido el otro camino, etc.

Además de reevaluar el pasado analizamos si vamos por buen camino, si nos estamos dirigiendo lo que deseamos en un futuro, si tenemos el estilo de vida que queremos y si estamos haciendo lo necesario para que mañana estemos y tengamos lo que deseamos.

En resumen, esta crisis de mediana edad nos replanteamos lo que ha sido nuestra vida hasta ahora y lo que queremos que sea a partir de entonces, en la que tomamos conciencia de que comenzamos a hacernos mayores y la juventud comienza a dar paso al envejecimiento

 

Un poco de historia

Parece ser, que en los años 60 este concepto fue introducido por primera vez por Daniel Levinson  para describir un periodo de pérdida, cuestionamiento y búsqueda.

Más adelante, Erik Erikson que es un psicoanalista alemán describe crisis como la toma de conciencia de consecuencias del paso del tiempo y la inevitabilidad de la muerte.

No es hasta el 1965 que el psicoanalista canadiense Elliott Jaques, popularizó el término mid-life (crisis de la mediana edad) como el punto en que la gente deja de crecer para empezar a envejecer.

En años 80 que este concepto se hace popular en todo el mundo. De esta forma se empiezan a extender los tópicos de la crisis de los 40 apara hombres y mujeres diferenciando sus peculiaridades.

Hay estudios de los 90s y los 2000 que no han demostrado que la crisis de los 40 la pase todo el mundo a dicha edad, pero egún estimaciones del doctor Laurence Steinberg, profesor de Temple University, en EUA, 50% de las mujeres y 40% de los hombres pasan por una revaluación de la vida alrededor de los 40 años.

 

Los treintacuarenta

Actualmente, la psicología prefiere llamarla “crisis de la mediana edad” y los expertos la separan en 2 tipos, la evolutiva que se refiere a la edad y cambios biológicos y la circunstancial que sería motivada por el entorno que afecta a lo personal.

Según algunos estudios sobre la curva de la felicidad  a través del tiempo tiene forma de U, lo que nos dice que cuando somos pequeños y jovenzuelos somos felices y a medida la curva va acercándose al punto más bajo es la mediana edad y somos menos felices somos, para más tarde, a partir de los 50 o 60 empezar a ser felices otra vez.

Ojo, esto es una tendencia y hay muchas discrepancias, todo el mundo obviamente no funciona igual e incluso hay gente que no tiene crisis de la mediana edad, pero estamos hablando de estudios y términos generales.

De todas formas, cuando vamos camino de los 40 genarlizamos esta crisisi de los 40 como la crisis existencial y de reevaluación del paso del tiempo.

 

Un cúmulo de infelicidades

En este artículo sobre la crisis de los 40 de Ramón González que me ha encantado,  hace referencia a un libro relativamente nuevo titulado ‘Midlife. A pilosophical Guide’  (La mediana edad. Una guía filosófica), donde su autor, Kieran Setiya, a sus 41 años es un profesor de filosofía en una prestigiosa universidad en EEUU , casado y con un hijo al que adora. Es entonces que empezó a sentir “desconcertante mezcla de nostalgia, arrepentimiento, claustrofobia, vacío y miedo”.

Así que el autor, Kieran, decidió utilizar su profesión  y otras disciplinas para llegar a alguna conclusión entre las cuales descubrimos: que el tiempo es irreversible, que sentimos que ya no hay tiempo para cambios radicales, lamentamos no haber seguido nuestra vocación, nos sentimos atrapados en una existencia mediocre y gris y echamos de menos no tener miedo a la muerte.

¿Cómo se te ha quedado el body?

 

¿Es lo mismo la crisis en hombres que en mujeres?

Aunque tanto hombres como mujeres pasamos por la crisis de los 40, cada género lo pasa de una forma diferente y aun así cada caso es un mundo, pero sí se pueden ver actitudes diferenciadoras.

Al cumplir los 40 parece que empiezas a notar el paso del tiempo y a echar la vista atrás, vemos los sueños sin cumplir y que quizás no hemos triunfado como creíamos. Sin embargo, la crisis de los 40 no nos golpea igual a las mujeres y a los hombres.

El tópico de la crisis de los 40 en hombres se caracteriza por el ‘síndrome de Peter Pan’ y les gusta irse con mujeres más jóvenes, comprarse coches deportivos y hacer de veinteañero universitario descarriado.

Peter Pan

 

Sin embargo, el tópico para las mujeres es un estado de tristeza, desgano y apatía, valorando más la estabilidad y madurez pero fantasean con un amor a lo “Puentes de Madison”.

Puentes Madison

Ahora abordaremos más extensamente qué nos pasa a las mujeres con la crisis de los 40 o de la mediana edad.

 

¿Cómo afecta la crisis de los 40 a las mujeres?

La salud y el físico a los 40

En nuestra sociedad podemos ver claramente el culto al cuerpo y el valor que le damos a los estereotipos de belleza y a la juventud sin darnos cuenta que ello también genera rechazo a cumplir años y hacernos mayor, cosa que es imposible de revertir y que en realidad es algo realmente positivo.  El paso del tiempo y cumplir años significa que seguimos vivos!!

Entre otros comentarios que oímos con las amigas está el querer adelgazar pero no hay manera, el cuerpo y tu metabolismo ya no es el mismo y la grasa se empieza a acumular en algunos lugares.

También aparecen las primeras canas o ya el tema se ha descontrolado y tienes que teñirte, la piel pierde su brillo y su elasticidad natural de la juventud divino tesoro…

Con los 40 empezamos con ser un poco ‘la pupas’ salen cosas por todos lados y a la que te pasas un poco haciendo deporte te lesionas más fácilmente, así que es mejor optar por ejercicio moderado no extremo.

Además vemos que ya no salimos como antes, la energía es diferente y nos cansamos más que antes. Es común escuchar que si sales de fiesta una noche te cuesta varios días recuperarte y recuperar el buen humor porque vas arrastrándote a todos lados.

 

Crisis  tardía de los 40 a los 50

Hay algunos que afirman que la crisis para muchas mujeres suele llegar más tarde, en torno a los 50, asociada con los trastornos de la menopausia. En esa etapa, la caída de la producción de las hormonas influye en el sistema nervioso de las féminas, lo que provoca que se encuentren más sensibles y vulnerables.

Total, que somos la alegría de la huerta parece ser… pero como todo en esta vida: es cuestión de actitud!

No podemos negar el paso del tiempo ni el hacernos mayores, el envejecer es algo natural y debemos hacer todo lo posible por aceptarlo.

 

La Sexualidad cuarenteañera

sexualidad 40 años

Si bien algunos estudios afirman que es normal perder el libido al llegar a la mediana edad, hay otros muchos que indican muchos otros puntos positivos a partir de los 40 años como los siguientes:

  • Eres más desinhibida y te atreves con todo lo que te apetece
  • Tienes más confianza y pides lo que te gusta
  • Podemos ser más orgásmicas, es nuestro “pico sexual” y son más recurrentes.
  • Ellos aguantan más tiempo y la experiencia acumulada cuenta.
  • Exploras y descubres otras formas de intimidad
  • La comunicación es mejor, es más honesta y fluida.

 

La parte existencial de la crisis

Los 40  en la mujer muchas veces le da por replantearse su vida y se enfoca en todos esos sueños que no ha cumplido, aparte de esto, nos replanteamos lo que hemos hecho hasta ahora.

Basta que tu vida emocional, laboral, social, física o de salud no haya llegado al lugar que esperabas para que te lo tomes como un fracaso y que no lo aceptes de ninguna manera pero en ese punto es cuando te debes parar los pies y no echarle más combustible al tema.

Esta es la actitud es la que nos deprime y no nos deja avanzar, el pensar que no hay soluciones y que es un callejón sin salida no ayuda, pero piensa con calma y sé honesta contigo, si a tus 40 años no eres feliz pregúntate lo siguiente:

¿Quién tiene la culpa ahora? ¿Las circunstancias externas? ¿Los demás que rodean en tu vida? ¿Es tú salud o el trabajo? ¿Quizás sea tu jefe?

mujer crisis existencial 40

Quizás sea el momento de tomar responsabilidad total de tu vida sin buscar culpables, de tus emociones y de tus circunstancias, porque realmente no eres tus circunstancias sino más bien cómo te las tomas y cómo actúas ante ellas, es la actitud con la que enfrentas la vida lo que más te define.

Aprovecha la crisis existencial, ya sea a los 30, a los 40 o a la edad que sea para darte cuenta de que todo alrededor tuyo habla de ti y que de ti depende sacar lo bueno que tienes cerca de tuyo o estar sacando las mil pegas o la perfección, porque amiga mía, la perfección está en que las cosas son como son. Lo que tú entiendes por perfección en realidad no existe.

Cuanto antes aceptes que todo es perfecto antes podrás empezar a ser feliz  y además te darás cuenta de que hoy es el día perfecto para empezar a ser feliz en tu vida, justo ahora es el momento.

 

El despertar de la espiritualidad

Esta crisis es el momento perfecto para el despertar de la espiritualidad, es cuando realizamos las preguntas existenciales y queremos saber a qué hemos venido, qué se supone que tenemos que hacer, aprender o transcender y quienes somos en realidad.

La parte existencial en esta crisis está muy presente ya que este tipo de preguntas son profundas y a veces trastocan mucho nuestra vida cotidiana. En ellas nos replanteamos muchas de nuestras acciones, nuestras emociones recurrentes, nuestras respuestas a según qué tipo de sucesos y de cómo queremos afrontar los problemas y la vida.

Es cuando realmente queremos un cambio y una mejora en nuestas vidas.

El darse cuenta

El despertar espiritual no es más que empezar a darse cuenta uno mismo, de que debemos hacernos cargo de nuestras emociones al completo, que tenemos el poder de decidir cómo queremos sentirnos ante las circunstancias y que podemos convertirnos en la persona que deseamos ser en cada momento.

A partir de cierto momento se empiezan a caer caretas y empiezas a ver que lo importante eres tú, que seguramente llevas toda la vida “siendo esa persona que espera que seas” y que además es tan sólo tu interpretación de lo que crees que piensan los demás y la sociedad.

 

El darse cuenta es cuando por fin ves que esto no va de los demás, esto va de ti. Que es tu responsabilidad retirar el poder que le has dado a los demás de lo que sientes, de gestionar correctamente tus emociones; que nadie en realidad te hace nada y que eres tú quién te lo haces a través de los demás.

Además, en este viaje hacia ti misma exploras y empiezas a entender algunas leyes, tales como la del espejo, en la que entiendes que todo lo que te molesta del otro está en ti de alguna manera y que debes transcenderlo. Debes aceptar que es  solo tu percepción, y por lo tanto pueden haber tantas como personas en el mundo y la tuya no tiene por qué ser la verdad.

espejo y mujer con crisis de los 40

 

Aceptación como clave del éxito

Creo que la aceptación es una de las promesas de esta crisis. En el momento que aceptamos que las cosas son como son, que hay que dejar nuestros planes y expectativas a un lado y dar paso a la vida, es cuando empezamos a fluir con ella.

Muchas veces no podemos cambiar una situación pero sí aprender de ella y por fin vemos claro que soltar y confiar en la vida es mucho más saludable y eficaz que estar todo día dándole vueltas y preocupado.

 

Síntomas principales

Para verlo más claro he querido hacer un listado con los síntomas que he ido recogiendo en todas las fuentes que he consultado para que se vea más claro y puedas ves en qué puntos te sientes identificada.

Listado de síntomas

  • Te haces preguntas profundas e inquisitivas
  • Sientes que estás perdiendo la cabeza y quieres
  • Te cuesta dormir por la noche
  • Estás constantemente aburrida y  piensas que ya lo has vivido todo
  • Tienes un sentimiento abrumador de pérdida de que te has perdido algo
  • Tienes problemas para aceptar los cambios físicos
  • Piensas que ya no hay nada nuevo que esperar de la vida
  • Sientes que lo mejor de tu vida ya ha pasado

 

Y otros más para sacarte un sonrisa! daleeee

  • Te acuestas a la hora que te acostabas a los 20 años y te jode
  • Te empiezas a mirar los yogurines cuando antes te gustaban maduritos y mueves la cabeza
  • Te das cuenta que dices la frase de “hace 20 años cuando tenía 20” y te ruborizas
  • Te da vergüenza decir tu edad en grupos de jóvenes
  • Te pillas diciendo frases de tu madre de antaño
  • Piensas que cuando te echan 20 años lo dicen de verdad y te jode que tus amigos se rían cuando lo cuentas
  • No soportas cuando tus amig@s dicen: Es que ya tenemos una edad nena… (Como me revienta por dios).
  • Tomas decisiones precipitadas y alocadas, quieres hacer un remember en los cierres de Ibiza y llamas a todos tu amigos proponiéndolo toda entusiasmada.

 

Antídotos contra la crisis de los 40

Trucos para vencer el miedo

El miedo es una de las principales emociones que nos puede paralizar para realizar un cambio o avanzar en nuestra situación actual para salir de la zona de confort.

En la crisis de los 40 es algo normal tener miedo cuando quieres hacer un cambio en tu vida o quieres reinventarte, ya que hay un miedo a fracasar y al qué dirán los demás entre otras cuestiones.

Los principales trucos para vencer el miedo es hacerle frente, ser consciente de él y darte cuenta que es sólo una barrera mental, que seguramente ni llegue a pasar esa parte que contempla tu mente y que por ello tienes miedo. Todos tenemos miedo pero actuamos igualmente a pesar de él porque queremos conseguir nuestros sueños.

También puede ser que tengas miedo de que no cambie tu situación y que todo siga el mismo curso que te ha traído a donde estás ahora, por lo tanto seguramente necesitas plantearte un cambio. Si estás muy liada te sugiero que lo consultes con un coach profesional del cambio y salgas de dudas, no vale la pena comerse la cabeza cuando hay profesionales que pueden ayudarte.

Por ello preparé la guía con los 50 trucos para vencer el miedo y convertirte en la triunfadora que llevas dentro, porque todas nos merecemos tener éxito en la vida y podemos alcanzarlo pero debemos superar todos nuestros miedos para comernos la vida.

 

Deja de tener prisa, abandona la ansiedad y el estrés

Este era uno de mis puntos débiles, las prisas y la ansiedad. El tener siempre prisa y  el miedo de no acabar las mil cosas pendientes por hacer son unos de los principales problemas que disparan los niveles de ansiedad. Lo malo es cuando tus niveles son altos y te acostumbras a vivir con ello y corriendo todo el día, te puedes tirar mucho tiempo con el ir tirandismo hasta que petas.

Hay otra forma de vivir sin ansiedad y sin prisas, puedes disfrutar de la tranquilidad y del relax desde ya, y es ahora cuando tienes que empezar el cambio, no cuando estés tranquila, esto no funciona así porque ese momento no llega nunca, siempre tendrás una excusa para estar nerviosa.

El cambio va de dentro a fuera y no de fuera a dentro, así que se consciente que tienes que ser el ejemplo que quieres ver en el mundo, es decir, que si quieres que tu vida sea más tranquila y que no te genere estrés y ansiedad debes de ser tú quien aprenda a mirar las cosas desde otro punto de vista, además de cambiar seguramente algunas creencias limitantes que la desencadenan.

Aprende a disfrutar de las cosas pequeñas, de la brisa en la playa, de una charla con una amiga, de un paseo por la montaña, de una cerveza fresquita en un chiringuito, del olor a café por las mañanas, déjate embriagar de tus sensaciones porque de eso se trata al ser feliz.

Recuerda que eres tú la dueña y gestora de tus emociones y tú decides en cada momento cómo te quieres sentir, qué papel en la función quieres tomar.

 

Mejora tu autoestima y valórate que eres estupenda

A estas alturas el tema de “yo no sirvo”, “yo no valgo” y es que “yo soy mala para” deberías eliminarlo de tu vocabulario.

Lo que dices sobre ti misma hace mella, todo va a tu subconsciente y ya sabes que el 95% de las decisiones las gesta él mismo.

Además, la mayoría de las cosas que te dices no son del todo verdad. Cuidado porque todo aquello que crees se manifestará en tu vida, así que deja de insistir en aquello que tú crees que te falta.

Empieza a enfocarte en lo que sí eres, en todo lo que tienes y lo que vales, en lo buena que eres en muchas cosas, pon atención en aquello que te gusta y que hay de bueno en tu vida y dale vidilla, porque en aquello que pones atención se expande.

Para ello debes dedicarte tiempo, indagar en quien eres realmente y conocerte bien, cuáles son tus creencias, qué limitaciones te pones tú misma, cómo te sientes y cómo reaccionas ante ciertas circunstancias que te sacan de tus casillas, cómo te saboteas a veces, en fin contarte verdades.

sorpresa 40 años

Acéptate cómo eres, quiérete mucho porque lo vales todo y eres perfecta tal y como eres. Además dedícate tiempo para hacer las cosas que te gustan, aquello que te hace sentir bien y te hace crecer, estar en conexión con lo que te rodea.

Una autora fantástica para aprender a quererte y aceptarte tal y como eres es Louis Hays, te recomiendo el libro de usted puede sanar su vida, que aunque tiene muchos años para mi es un imprescindible.

 

Pon foco y claridad en tu vida

Uno de los principales problemas cuando entramos en crisis y ansiedad es por la falta de foco y claridad. Cuando no tenemos claro qué hacer y hacia dónde vamos, cuando hemos perdido el rumbo y navegamos sin sentido nos ponemos nerviosas y ansiosas y eso no nos ayuda.

Generalmente no tienes foco en la vida cuando no sabes bien quién eres y qué quieres de forma muy clara. Si lo sabes tiene fácil solución porque tan sólo tendrás que pensar en un plan de acción para conseguir lo que te propones en un futuro.

Mi forma favorita de ganar foco y claridad es meditando cada día, y lo sé porque cuando me he olvidado de hacerlo en algunas temporadas de mi vida vuelvo a las prácticas porque me centra muchísimo, acabo viendo el camino correcto más rápido y claro.

¿Y por qué la meditación es tan buena para ganar foco  y claridad? Porque es un entrenamiento mental que fortalece la capacidad de concentración, ayuda a descansar y relajar la mente, a tomar mayor consciencia y mejora la memoria además de otros muchos beneficios más.

Establecer tus prioridades te ayudará mucho en esta tarea así como ponerte algunos objetivos a conseguir, de esta forma trabajarás para conseguirlos y mantendrás el foco en lo que realmente deseas y te hace feliz.

Primero harás lo que toca para conseguir o mantener lo que quieres, intenta no distraerte y mantener tus prioridades, si ves que necesitas ayuda debes pedirla sin reparos e intenta no procrastinar, pero sobre todo intenta premiarte cuando lo consigues.

De nuevo, si lo que pasa es que no tienes claro tus prioridades y no encuentras tu rumbo deberás trabajar en ti misma, en quién eres y en tu propósito de vida que lo verás a continuación.

 

Encuentra y vive en tu propósito

Sobre este tema se ha hablado mucho y puedes encontrar mucha información en la red pero cuidado con las infoxicaciones. Actualmente yo estoy acortando las fuentes de información y el tiempo de búsqueda porque la infoxicación sienta fatal y te puede crear mucha confusión y parálisis por análisis.

Actualmente, la búsqueda del propósito la hemos mezclado totalmente con el área laboral y claro está que tiene una conexión íntima porque es donde pasamos más tiempo, trabajando pero para mí va un pelo más allá.

El problema es que nos hemos enfocado demasiado en buscar «el trabajo perfecto» en vez de hacer que nos apasione nuestro trabajo cuando a veces es posible y mucho menos liado. De esta forma no tenemos que volver a empezar totalmente de cero señoras!

Hay ocasiones que cambiar de trabajo por pensar que la felicidad te la traerá este cambio puede traerte mucha frustración ya que en un tiempo puedes estar otra vez igual, desganado y desmotivado. Así que es recomendable que te asegures mucho antes de dar un gran cambio profesional.

Sergio Fernández de Pensamiento en postivo repite muchas veces que «no hay desarrollo profesional sin desarrollo personal primero».

Por ello es que actualmente puedes encontrar gran número de profesionales que trabajan el tema de encontrar el propósito, es un acompañamiento realmente apasionante.

Una de las formas de encontrar tu propósito es buscar el equilibrio o aquello que se repita entre  lo que se te da bien y tus talentos, con lo que disfrutas haciendo y te apasiona, lo que el mercado está dispuesto a pagarte por tus servicios y en lo que realmente eres bueno y tienes aptitudes.

Parece sencillo pero las personas muchas veces ofrecemos resistencias, no nos conocemos realmente y pasamos por alto talentos que tenemos porque son obvios y no pensamos que tengan valor, pensamos que es algo común y no se sacamos provecho alguno.

Tampoco debemos dejarnos llevar por nuestras pasiones, en el blog de hjbarrza vemos que lo compara con aquella comida que es basura y que nos encanta (pasiones) con una dieta equilibrada (propósito). Está claro que tus pasiones son buenas pero tienes que encontrar el equilibrio para que puedas vivir de ello.

 

Agradece lo que tienes, sé consciente que el mañana es incierto

Generalmente estamos tan liados en nuestras vidas, yendo con el piloto automático sin pensar y sin sentir, es decir corriendo de un lado para otro como pollos sin cabeza, que no nos damos cuenta de todo lo que tenemos.

Os dejo una charla de TED de Victor Küppers donde habla de la actitud y de agradecer todo lo que tenemos, vamos que la vida es cuestión de actitud si te paras a pensar.

La verdad es que es un chute de actitud este hombre y reconozco que me parto cada vez que lo veo en algún vídeo, soy fan!

Como íbamos diciendo agradece lo que tienes, así que ahora mismo para y piensa 5 cosas de las que estás agradecida!

Para… date 2 minutos y hazlo proque relamente si no te das tiempo ni para este pequeño ejercicio tan sencillo y tan chulo es que igual tienes que volver a leerte el apartado de ansiedad.

Te recomiendo que de vez en cuando hagas una lista con agradecimientos, yo cada día antes de irme a dormir hago un repaso y doy gracias por todo lo bueno que ha pasado y por lo «malo» también. Me gusta pensar que eso que etiqueto de “malo” es que hay algo de esa situación que no he entendido, pero que si lo hiciera sería un aprendizaje y por lo tanto iría a la cola del gracias!

Convierte “el saborear lo que te gusta en tu vida” en lo más importante, ¡ Que sea tu prioridad! Cuando empiezas a tomar consciencia plena y te vas preguntando si es realmente importante en tu vida, verás que prestas más atención y le pones más cariño a lo que quieres.

Lo mismo pasa con los marrones: cero points! Ni caso, deja a tu mente parloteando sola, ni caso que lo que le gusta es darte tema de conversación y que te cabrees, así que ni caso. Eso sí,  dale las gracias por opinar y pasas palabra, vete a un tema que te mole más, dale prioridad a lo que te pone de verdad.

Yo hace unos años me di cuenta que estaba siempre tan preocupada haciendo planes, preocupada y solucionando marrones mentalmente que me pasaba la vida por delante y yo dale que te pego pensando y pensando!

Deja de pensar, porque en realidad la mayoría de las veces no eres tú el que piensas, es tu mente que te piensa y no te trae más que marrones! Anda ya, con las de cosas que hay para hacer y disfrutar.

 

13 consejos molones para superar la crisis de los 40 ahora

En este apartado podía haber escrito tranquilamente el doble de propuestas, pero he pensado que estas eran suficientes y no he querido marear más la perdiz, además me gusta el número 13 :).

Si quieres más propuestas te reto a que me lo pidas en los comentarios porque además estaré encantada, seguro que alguien nos da más ideas también!!

Ahí van! Espero que les saques provecho:

1.- Si estás en crisis de los 40 no te escondas, afróntalo y empieza a verle el lado bueno de esta nueva época, dilo con orgullo!

2.- Dedica algo de tiempo a autorreflexionar sin rayarte! Piensa en las cosas que te gustan, en las ventajas de tener más experiencia y en la de cosas que puedes hacer en un futuro con ilusión.

3.- Si ves que viene la crisis no la torees, dale la bienvenida y ves asimilando lo que te trae, a lo que persistes resiste así que cuanto antes lo aceptes mejor.

4.- Deja de pensar en ¿Es esto todo? Pregúntate ¿Qué voy a aprender hoy? ¿Qué puedo hacer de nuevo hoy? ¿A quién puedo sorprender? Verás que esta perspectiva cambiará tus emociones

5.- Haz cosas nuevas, experimenta un poco y ponle salsa a tu vida, sal de la rutina que si sigues haciendo siempre lo mismo te aburrirás como una ostra.

6.- Sé fiel a ti misma y confía, haz las cosas con corazón, lo mejor que puedas porque tal y como haces las cosas pequeñas lo haces todos, y a partir de ahí suelta y confía, la vida es sabia.

7.- Deja de criticar y juzgar, porque siento decirte que aquello que dices del otro es lo que te dices a ti mismo subconscientemente, y ponte en los zapatos del otro, habla de algo más productivo  y divertido que hay mil temas más guais.

8.- Déjate en paz! Trátate bien… pon atención en cómo te hablas y piensa si le hablarías así a una niña pequeña, pues me alegra decirte que aquí somos todos como niños pequeños porque todos venimos a aprender, así que sé compasiva contigo misma.

9.- Realiza actividades al aire libre, conecta con la naturaleza y diviértete. Cuando salimos de casa todo se ve diferente, quedar con las amigas y echarse unas risas no tiene precio, pasear por la naturaleza o hacer deportes de exterior, recarga tus pilas que sienta de maravilla!!

10.- Interpreta esta crisis como una oportunidad o palanca para el cambio y todo cambio es una oportunidad para ampliar horizontes, aprender algo nuevo, dejar pasar aire fresco, dar paso a lo nuevo, y hay muchas más.

11.- Hacerte mayor tiene muchas ventajas, eres más sabia, tienes experiencia en muchas cosas y tienes más claro lo que quieres, es el momento de disfrutar sin pelos en la lengua.

12.- Haz limpieza, tira y olvida lo que ya no te sirve y empieza a cambiar hábitos por aquellos que son saludables y que te dan energía, proponte ser el cambio que quieres ver en el mundo.

13.- Deja de pensar en el pasado y en el futuro, enfócate en el ahora. El ahora es lo único que existe y si prestas atención tiene su magia si te dejas llevar por las sensaciones, el pasado trae depresión y el exceso de futuro ansiedad, el equilibrio está en el presente!

 

Los 40 años, los nuevos 20!

He leído por ahí y escuchado en varias ocasiones que una mujer de 40 está en su mejor momento, y yo estoy totalmente de acuerdo!! Cómo no…

La vida ahora ya no es lo que era, son otros tiempos y los 40 años en una mujer son los nuevos 20 porque además estamos estupendas y encima con toda la experiencia del mundo mundial.

Tengo que decir que nomadeando por el mundo me junto mucho con viajer@s de veinte y treinta años y a una llega un momento que gracias a dios se le olvida la edad, sin mencionar que el resto ni se entera de la edad que tienes, es más creo que ni se lo plantean y además luego ni se lo creen.

Así que fuera historias y vamos a centrarnos en lo importante, vamos a por las 11 razones que estos cuarenta son pura juventud y que los viejos dichos y creencias no son más que eso, viejos y obsoletos. Aquí estamos nosotras para darle la vuelta a la tortilla, a qué sí?

De cuarentona nada monada! Somos cuarenteañeras y nos va la marcha, oh yeah!! 

Ahí van, y ahora sí espero completarlo con vuestros cometarios!!! Vamos a reventar esta guía con decenas de razones, oh yeaaaah XD

1.- Las cosas claras y el chocolate espeso, bueno mejor un quintillo *Galicia por favor!

2.- Sin juicios chicas, que los de 20 no tienen tantas tonterías 😉

3.- Sabemos lo que queremos, lo que no, cómo y cuándo! Ese poderío es demasiado

4.- Se acabó la vergüenza, cuando queremos algo vamos y lo cogemos, ¿no?

5.- Vamos al grano que no tengo tiempo para sudokus

6.- Sabemos lo que nos sienta bien y a quien no le guste que no mire

7.- Quien se preocupa todavía por el qué dirán? Si están todos muy ocupados pensando en que dirán los otros de ellos.

8.- Expecta qué? Yo fluyo con la vida que cuando dejas de planear tanto se lía parda pero de las buenas y graciosas.

9.- Mis problemas son míos y yo me lo guiso y yo me lo como, pero los tuyos son tuyos y a menos que me pidas ayuda estoy muy ocupada con los míos.

10.- No quiere decir que no, espera que igual no lo has entendido bien, a mí no me lías 2 veces nooooo…

11.- Quien no entienda la diferencia entre tomar responsabilidad y quererse a sí mismo con egoísmo que me lo pregunte que se lo explico con mucho gusto, creo que todavía han quedado flecos sueltos…

 

5 hábitos saludables para ser feliz a tus 40 y esquivar la crisis

Los hábitos que te comento a continuación son los que yo aplico en mi vida y que he ido incorporando a través de los años.

Espero que te sean de ayuda o te inspiren a mejorar los que ya tienes!

 

1.- Medita y practica yoga

Este es mi pilar, lo recomiendo siempre que puedo y son todo beneficios.

La meditación me ayuda a estar centrada, soy una persona muy activa y me acelero con facilidad así que la meditación hace que me concentre y deje espacio para ideas nuevas y para resetear mi mente.

Además, me ayuda a ir más relajada durante el día, disfrutar de todo de una manera más consciente y sin prisas ni agobios, me ayuda a conectar conmigo y a darme cuenta que soy más que mi historia y lo que me pasa, me ayuda a conectar con mi ser, con mi esencia.

El yoga me ayuda también a conectar conmigo pero es una actividad en movimiento, conectas con tu cuerpo a través de la respiración y los Asanas (posturas de yoga) y para mí es como volver a casa, ser consciente de mi, mi cuerpo, mi mente y mi esencia.

Además, el yoga es un tipo de ejercicio que es de bajo impacto, se trata de jugar un poco con tu cuerpo, ver tu punto de flexibilidad y cuando sueltas, cuando te relajas en vez de estresar las posturas apretando, ves que flexibilizas más, como la vida misma.

 

2.- Agradece cada día lo que tienes

Tal y como he comentado anteriormente agradecer lo que tienes es una forma de poner atención en aquello que tienes y que valoras, dejas de lado las quejas y la carencia para activar tu abundancia interior.

A la vez te hace más feliz porque serás consciente de todo lo que tienes, de lo que te gusta en tu vida; cuando si no te propusieras recordarlo no lo tendrías presente y lo darías por hecho sin darle importancia.

Además, si sigues practicando el agradecimiento cada día te darás cuenta de más y más cosas, haciendo que te sientas cada día más afortunado, ¿ y cómo crees que te sentará darte cuenta de todas las cosas guays que tienes en tu vida? Pues seguramente en la gloria.

Sin duda te ayudará a mejorar tus relaciones, ya que cuando te sientes agradecido y lo sientes actúas desde otro lugar, desde la abundancia y desde el amor, tratarás a los demás mucho mejor y en consonancia recibirás lo mismo.

“Toda relación es una relación de dar y recibir. El dar engendra el recibir, y el recibir engendra el dar.” ― Deepak Chopra

Dicen que cuando pones tu atención en la abundancia el universo te seguirá proveyendo de más abundancia, de la misma que si estás atento en las carencias de tu vida te seguirá dando aquello en lo que prestas más atención, en este último caso sería más carencia.

 

Mi nuevo mantra: Suelta y confía

Esta es una de mis más nuevas adquisiciones. Antes solía decirme «confía que todo se arregla», pero ahora me he pasado al O ‘hoponopono y el incorporar el «suelta a mi mantra» me ha gustado mucho, me siento muy a gusto con este nuevo.

Suelta y confía

Al decir «suelta y confía» te permites el dejar de darle vueltas a lo que tienes en la cabeza, a no darle tanta importancia y seguir con tu vida y dejar que «la vida o el universo» se encargue de ello porque tú, en realidad, no tienes ni idea de cuál es la mejor solución.

Generalmente solemos pensar que la solución genial sería “x” en nuestra vida pero lo que no sabemos es si esa solución que tú deseas desencadenaría algo peor. De todas formas ya sabemos que al final las cosas salen de la forma más inesperada y que todo tiende a arreglarse.

«Si una cosa tiene solución, ¡para qué preocuparse!, y si no tiene ya solución, ¡para qué preocuparse!» — Proverbio Chino

No puedo dejar de recomendarte a Mabel Katz en esto del Ho’oponopono, esta mujer es una crack y es de lo más salada, en su web y en sus videos del Youtube verás que expone esta técnica como “El camino más fácil”, y en cierta manera tengo que decir que seguramente lo sea.

A mí este ejercicio me va muy bien porque me ayuda a no tomarme las cosas muy en serio, el suelta y confía me da calma y espacio para relajarme y quitarle “ marro” al asunto, que al final nada es tan importante chica…

 

Disfruta de las pequeñas cosas y de la gente que te rodea

El meditar y hacer yoga te lleva de forma inevitable y  de rebote a disfrutar de las cosas pequeñas y mucho más de las relaciones que tienes con la gente que te rodea, tendrás relaciones mucho más genuinas.

A veces me pillo a mí misma y paro cuando estoy haciendo algo para saborear un momento, ya sea el saborear poco a poco una comida deliciosa como disfrutar unos segundos una brisa campestre en la montaña.

Lo mismo pasa cuando vas por la calle y ves a un peque dándole un abrazo enorme a su madre o estás en el metro y te cruzas la mirada con una abuela y su nieta contándose secretos al oído y cogidas de la mano.

En fin, hay un centenar de situaciones de la vida diaria que puedes disfrutar de forma más genuina si paras, para de vez en cuando y toma una respiración profunda para darte cuenta de que estás aquí y ahora, y que estás aquí para disfrutar es esta ahora, para nada más.

Cuando vayas prestando más y más atención a estas cosillas verás que vas dejando de prestarla a esas cosas que te incordian o que te dan pereza, ya que muchas veces se solucionan solas, como por arte de magia, mientras tú estás disfrutando de un buen café en una terraza y mirando las nubes, por cierto.. Me encantan las nubes!!!

 

No dejes de marcarte retos en la vida

Jamás dejes de ponerte retos y de desear mejorar y disfrutar más en esta vida, hemos venido para ello y estoy segura! Bueno y también he venido para convencerte de que lo compruebes por ti misma 😉

Es muy iportante porque nos mantiene con ilusiones, el tener un para qué forma parte de nuestra existencia, de nuestro seguir hacia delante y de nuestra evolución.

Todos hemos venido con talentos y con algo singular, todos estamos aquí para algo y lo ideal es que lo pongas de manifiesto y al servicio de los demás. Todos debemos poner nuestro granito de arena para que este sea un lugar mejor para los que vienen.

Piensa además que mientras tu vas detrás de esos sueños o retos, los demás estamos sinténdolo contigo, algunos nos inspiraremos con tus avamces  y gracias a los que los consiguen otros podemos vernos reflejados y saber que nosotros también podemos.

Porque los triunfos de otros son los nuestros propios, porque todos estamos aquí para mejorar nuestras vidas y la de los demás, para apoyarnos y animarnos, arroparnos y amarnos para finalmente darnos cuenta que todos somos uno, al menos en física cuántica así es 🙂

Si te ha gustado deja un comentario, por favor!! O si tienes algo que comentarme, añadir o concretar, estaré más que encantada de leer tus comentarios referente cómo afrontar la crisis de los 40 siendo mujer.

2018-10-02T21:29:09+01:00

8 Comments

  1. Ximena 4th octubre 2018 at 3:04 am - Reply

    Excelente artículo… . Me sentí muy identificada..

    • Mia Guapsta 8th octubre 2018 at 3:42 pm - Reply

      Hola Ximena!

      Muchas gracias por compartirlo!!

      Nos ayudan mucho este tipo de comentarios, espero que te haya ayudado la guía para solucionar algo, aunque por lo menos espero que lo haya hecho para quee veas que no estás sola, que son situaciones comunes y que con cariño se puede superar todo!! si necesitas cualquier cosa o aclaración sobre el tema no dudes en contactar o dejar más comentarios!

      Gracias de nuevo y un fuerte abrazo 🙂

      Mia Yarza

  2. Lupe 9th enero 2019 at 1:40 pm - Reply

    Hola, me ha encantado, yo estoy pasando la crisis de los 50 pero me he identificado con mucho de lo que comentas. Muy importante lo del agradecimiento y es que damos todo por sentado y no agradecemos tantas cosas de las que tenemos. Muchas gracias, un saludo

    • MiaYarza 14th enero 2019 at 4:16 pm - Reply

      Hola Lupe!

      Muchas gracias por compartir un poco sobre tí, me encanta saber un poco más sobre vosotras 😉

      En realidad la edad no importa en absoluto, la cuestión es que la crisis existencial cuando aparece en realidad es un regalo, es una palanca de cambio para que realmente nos impulsemos al cambio, nos abramos a nuestra parte más espiritual y seamos más felices; se trata de ganar calidad de vida emocional y espiritual y como bien dices el agradecimiento ayuda mucho a darnos cuenta de todo lo que tenemos, que no es poco en absoluto!!!

      Espero que este año lo disfrutes a tope y triunfes en todo lo que te propongas! A por ello 🙂

    • Montse 5th abril 2019 at 9:02 pm - Reply

      Me ha encantado!💖 Muchas gracias Mia!💖

      • MiaYarza 10th abril 2019 at 10:05 pm - Reply

        ¡Muchas gracias Montse!

        Me encancta que te haya encantado y la verdad es que lo pasé genial escribiéndola, ¡vivan los 40, los 50 y los que vengan!;)

        Un abrazo muy fuerte,

        Mia

  3. Laura 29th abril 2019 at 1:38 pm - Reply

    Excelente!! Yo no tuve la crisis de los 40 gracias a Dios! Pero estoy en la etapa de la menopausia y uuuffff terrible!

    • MiaYarza 14th junio 2019 at 6:55 pm - Reply

      Gracias por el comentario Laura!

      La crisis de los 40 es aplicable a cualquier otra edad e incluso crisis! En este artículo me centro en ello porque es lo más común, llegar a la mitad de la vida y replantearse si vamos en la dirección adecuada. La etapa de la menopausia es otro gran cambio en nuestras vidas y que se merece mucho amor y comprensión de nostoras mismas, te mando muchos ánimos y espero que sepas reconducirlo!

      Un fuerte abrazo!

      Mia Yarza

¡Deja un comentario!